Hoy empezamos con una nueva sección en el blog. A través de las redes sociales y la dirección sosteniblizate@gmail.com he recibido solicitudes de información de todo tipo de productos, alimentos, productos de higiene, limpieza… Os invito a que contactéis conmigo y me comentéis qué productos que consumís o queréis consumir y tenéis dudas sobre su composición.

Una vez al mes publicaré un post en el que hablaré de 4 productos, explicando su composición y posibles alternativas más saludables.

Empezamooooos….

Leches de continuación:

Los niñ@s, a partir de los 12 meses pueden consumir cualquier tipo de leche. Todos los elementos que son añadidos no son necesarios, ya que a partir de esta edad, el pequeño se alimenta de muchas otras cosas que le aportan los nutrientes que estas leches, contienen de forma artificial (en la mayoría de los casos).

  • Alternativas: Se recomienda el consumo de 3-4 raciones de lácteos al día. Puede tomar leche fresca o UHT sin aditivos, queso fresco, yogures…que le pueden aportar la dosis de calcio recomendada. Además las verduras y hortalizas de hoja verde contienen calcio, algunos pescados como las sardinas en lata y la lubina, los frutos secos, algunas especias como el romero, las semillas de amapola, el tomillo, el eneldo… como véis existen infinidad de alimentos que nos pueden aportar calcio además de los lácteos

Leches de crecimiento:

Es bastante común encontrar en los supermercados leches de desarrollo y crecimiento, para que nuestros hij@s crezcan más sanos y fuertes. Pues bien, la sorpresa está en la etiqueta:

Leche crecimiento

 

En las etiquetas, los ingredientes vienen ordenados por la cantidad que contiene el producto, de mayor a menor. Teniendo en cuenta esto, este producto contiene, leche, agua, aceites vegetales (entre ellos el de palma), carragenanos (que bien que no esté recomendado para niños), almidón de maíz ( me pregunto que pinta esto en la leche), un montón de sales minerales (la mayoría indicadas para insuficiencias o carencias nutricionales), además gluten y soja. Este leche en concreto no contiene aceite de pescado, pero en muchas otras de esta gama se puede encontrar. Por tanto, no podrían tomar esta leche, los niños alérgicos a la soja, los frutos secos, el pescado y por su puesto los celiacos. Tampoco es recomendable para niños con sobrepreso ya que contiene azúcar añadido y caramelo.

  • Altenativa: Reitero lo mismo que en el apartado anterior, compra productos poco procesados y con pocos “añadidos” y alimenta a tu hijo con frutas, verduras, pescados, carnes magras, cereales integrales… En el caso de niños con alergia al pescado el omega tres de estas leches está totalmente contraindicado. El omega 3 y 6 además de en los pescados, se encuentra en las algas, las legumbres, el aguacate, las fresas, la lechuga y las espinacas. El magnesio está en los salvados, las pipas de calabaza, chocolate (puro), las semillas de lino. El hierro en la carne roja (se recomienda el consumo limitado), las hortalizas de hoja verde, nueces, pistachos, almendras… Una vez más puedo afirmar, que los elementos que añaden a estas leches, se pueden obtener de otros alimentos y de forma natural.

Gominolas:

Las gominolas ” de toda la vida” están  compuestas azúcares y jarabes de glucosa (suponen el 50% de la composición),  gelatina (proviene de los cartílagos y pieles de animales, por tanto pueden contener trazas de pescado, no se especifica de qué tipo de animal se obtiene), agua y aditivos entre otros el  E-129 (Rojo allura AC) y E-124 (rojo cochinilla A), ambos azoicos (poco saludable pero permitido; en breve plazo, la legislación obligará a indicar su uso y a advertir que puede causar problemas a los niños). Además hay algunas que contienen leche en polvo y harinas, deberían evitarlas los intolerantes y alérgicos a la lactosa y los celiacos.

Gelatina Neutra
  • Altenativas: Reitero que debemos evitar aquellos “alimentos” tan procesados como las golosinas. Acostumbra a tus hijos a sabores dulces naturales, trocitos de fruta, frutas desecadas, postres hechos en casa y gelatinas elaboradas en casa (cuando compres los “polvos” asegúrate de leer en su etiqueta el origen, la mayoría no son de pescado, pero deben especificarlo. Importante compra gelatina neutra, te ahorrarás muchos aditivos).

Aceite de oliva:

Este es un tema al que le tengo la guerra declarada, la calidad de los aceites de oliva puede cambiar considerablemente según su proceso de elaboración.

  • Aceite de oliva virgen extra: Este aceite tienen intactas sus propiedades organolépticas y nutrientes. Se obtiene del primer prensado en frío de las aceitunas depositadas en las almazaras. En la etiqueta aparece ” Aceite de oliva virgen extra obtenido de aceitunas y sólo mediante procedimientos mecánicos”. Su grado de acidez es como máximo 0.8%.
Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite de oliva virgen: Se obtiene por los mismos procedimientos que el aceite virgen extra pero la aceituna con la que se elabora no cumple los estándares de calidad del virgen extra. Su grado de acidez se encuentra entre 0,8 y  2º. Es un aceite de peor calidad que el virgen extra.
  • Aceite de oliva lampante: Este aceite es elaborado también por procedimientos mecánicos pero de aceitunas en peor estado, algunas de ellas en estado de fermentación. No es apto para el consumo humano, por eso debe tratarse por procedimientos químicos y de calentamiento para corregir sus defectos de sabor, color y olor, obteniendo así los aceites de oliva refinados. En el proceso de refinado pierde muchos de los nutrientes propios del aceite.
  • Aceite de oliva: Se obtiene de la mezcla de aceites de oliva virgen extra y aceites refinados. Se comercializan como suaves y fuertes, dependiendo de la proporción de aceite refinado que contiene.
Aceite de oliva
  • Aceite de orujo: está compuesto por la mezcla de aceites de oliva virgen y aceites obtenidos del orujo de la aceituna que son los huesos y las pieles. Mediante procesos físicos y químicos se tritura el orujo y se le somete al refinado para obtener el aceite. Tiene un grado de acidez del 1,5%.
    • Consejo: Yo siempre siempre siempre consumo aceite de oliva virgen extra. Para cocinar uso este aceite y el de girasol virgen (hay estudios que demuestran que es más estable a los cambios de temperatura, pero esto ya es para otro post).

 

Espero que estos pequeños consejos os ayuden a llevar una vida más saludable. Recuerda, lee las etiquetas es la única forma de evitar engaños.

SOSTEBINBLÍZATE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *