Buenaaaaassssss,

Por fin estoy de vuelta!!!!

Me gustaría pedir perdón por esta temporada de “ausencia”, he tenido cambios en mi vida que me dificultaban “sentarme” a escribir post de calidad y documentados. Pero…….ya estoy aquiiiiiiiiiiii.

El post de hoy es un monográfico sobre el etiquetado de los huevos. Parece un tema sin importancia, pero la numeración que viene impresa en la cáscara de los huevos, puede darnos muchas pistas de lo que realmente comemos.

En 2008 la UE publicó un Reglamento (al ser un reglamento, es de aplicación obligatoria en todos los países miembros y hay que modificar la legislación nacional en caso de ser menos restrictiva). En el citado reglamento, entre otras cosas, se especifican las condiciones mínimas que se deben cumplir para el criado y comercialización de pollos, gallinas, huevos…

Es bastante significativo que, cuando se empezó a aplicar esta legislación (2012) , la producción de huevos en España descendió un 40% respecto al año anterior. No quiero ni pensar, las condiciones en las que se encontraban algunas granjas…

En este mismo reglamento se especifica el etiquetado que debe recoger cada huevo. En las cáscaras de todos los huevos que se comercializan en la UE aparece una ristra de números que asegura la trazabilidad del producto.

Pero vamos por partes, ¿qué es la trazabilidad?

Los productos que consumimos, han sido criados, procesados, empaquetados, etiquetados en granjas, fincas, fábricas…. por eso, es necesario saber, dónde se ha realizado cada cosa, esto es la trazabilidad. En caso de contaminación alimentaria es muy importante poder localizar la procedencia del producto, para poder erradicar el problema de una forma rápida.

En el caso particular del huevo, los “numeritos” nos dan información sobre la forma de cría, el país de procedencia y la granja de producción. Como consumidora, considero importantes los tres primeros dígitos. El primer numero, nos especifica el modo de cría (me extenderé en esto un poco más adelante), el segundo y tercero el país de procedencia. En este caso, si en nuestros huevos aparecen las letras ES,los huevos han sido producidos en España, lo que es fundamental, para sumar puntos a nuestra vida sostenible; ¿por qué? Porque un huevo producido en España ha recorrido muchos menos kilómetros que un huevo de Alemania y por tanto, la contaminación y las emisiones de CO2 son menores. Por no hablar de la frescura del producto.

 

mq_huevo_final_19_06175542

Aspectos importantes del primer número. La numeración normalmente va del 0 al 3:

  • Cero: Huevos de producción ecológica. Lasgallinas están sueltas al aire libre  y se alimentan con cereales ecológicos y piensos de cereales ecológicos. No está permitido el uso de hormonas, y el de antibióticos es limitado. Así mismo, deben cumplir todas las especificaciones de la legislación de productos ecológicos.

 

  • Uno: Huevos de gallinas criadas en el suelo. Son gallinas camperas, pueden vivir en naves o corrales pero obligatoriamente tienen acceso a un corral al aire libre.Suelen ser alimentadas con cereales pero no es obligatorio, esto se especifica en ” la caja”. La frase sería, “gallinas camperas alimentadas con cereales”. Si compras huevos en cuya caja se asegura que son camperos, y al llegar a casa te das cuenta que el primer número es un 2 o un 3, denúncialo. Es publicidad engañosa y es un delito.

 

  • Dos: Huevos de gallinas que viven en el suelo pero dentro de una granja y jamás ven la luz del sol. Son alimentadas con piensos, y como viven hacinadas, es más fácil el contagio de enfermedades entre ellas. El uso de antibióticos y hormonas es mucho más frecuente que en los casos anteriores. El problema: este tipo de sustancias pueden trasmitirse a los huevos.

 

  • Tres: Huevos de gallinas que viven en jaulas, en un espacio aproximado de un folio. No pueden moverse y físicamente su deterioro es evidente (se puede apreciar en el vídeo). Cuando están heridas se pican entre ellas. Tienen niveles de estrés muy elevados. Como podéis imaginar la proliferación de enfermedades es muy frecuente, así como las sustancias utilizadas para combatirlas (antibióticos y hormonas). Su alimentación es a base de piensos.

 

IMG-20150909-WA0005

 

Me gustaría que viéseis este video:

 

Aspectos importantes a tener en cuenta:

  • El precio por media docena: Tipo 0 (2-3€), Tipo 1 (1,20-1,5€), Tipo 2 (1-1,20€) y Tipo 3 (0,60-1€).
  • Existen estudios que demuestran que los huevos del tipo 0 y 1 tienen mejores parámetros de calidad.
  • Los huevos de tipo 2 y 3 pueden tener trazas de antibióticos y hormonas.
  • La vida de las gallinas del tipo 0 y 1 es de calidad.

Hablando de este tema con gente de mi entorno, he encontrado reacciones de todo tipo. La mayoría, quedan sorprendidos ante esta diferencia en los huevos que se consumen y ven razonable un cambio en los hábitos.  Otros, denotan indiferencia ante esta realidad. Y yo me pregunto ¿de verdad no importa que nos estemos alimentando con productos de baja calidad? ¿ No importa que sigamos produciendo animales a nuestro antojo, en lugar de alimentarnos de una forma sostenible, evitando el sufrimiento inútil?

No trato de convencer a nadie, pero con un pequeño cambio de hábitos, podemos contribuir a que se produzcan los alimentos de forma sostenible.

Para terminar y como pista , para poder distinguir el tipo de huevos a la hora de ir a comprar: la mayoría de los huevos de tipo 2 y 3 vienen empaquetados en envases de plástico y plastificados. No pueden abrirse sin romper el plástico. Los huevos 1 y 0 suelen comercializarse en envases de cartón.

Muchas gracias por leer este post y a ver si entre todos forzamos a que cambien los métodos de producción alimentaria intensiva, que influyen en la calidad final del producto y en las condiciones de vida de los animales.

SOSTENIBLÍZATE y COMPARTE!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *