Hace más de cuatro años empecé a practicar Yoga después de una lesión grave y posterior operación de espalda.

Al principio, tenía dudas sobre cómo esa disciplina iba a influir en mi cuerpo (todavía no era consciente de que el yoga ,tiene efectos importantes también sobre la mente). Empecé a asistir a clases en un centro cultural donde, en solo una semana, 3 profesores impartieron las clases con la apatía como sentimiento predominante. Por fin, apareció Yolanda, una profesora de yoga que transmitía su entusiasmo y pasión por esta disciplina. Me enseñó a practicarlo respetando mis límites físicos y mentales. Me recuperé totalmente, sintiéndome mucho mejor que antes de empezar con la práctica. Hablaba maravillas de su “maestro” José Manuel y fué ella quien, tras una lesión que le imposibilitó dar clase durante un peridodo largo de tiempo, me recomendó acudir a la escuela de José Manuel.

Hoy después de dos años asistiendo a su centro, creo que Yolanda estaba en lo cierto, José Manuel es un excelente profesor y mejor persona, y tiene una sensibilidad especial al impartir sus clases. Además de seguir enseñarme la práctica, me ha ayudado a darme cuenta de que la clave del yoga no está en ser muy flexible o concentrarse mucho meditando, sino en aprender a aceptarse, quererse y tratar de mejorar cada día.

Hoy me enorgullece publicar en este blog una entrevista de José Manuel, coincidiendo con la publicación de su libro. Los valores terapéuticos del Yoga.

Los valores terapéuticos del Yoga

¿Cuánto hace que empezaste a practicar Yoga?

No me acuerdo muy bien, pero creo recordar que mis contactos con el yoga fueron a través de las técnicas de meditación con 20 años. Una cosa fue llevando a la otra y como quien no quiere la cosa llevamos ya en esto más de 25 años.

José Manuel Vázquez. Foto: yogaorganico.org

¿Cómo empezaste? ¿Casualidad, destino?

Empecé por un tema de salud y de necesidad personal. La verdad que yo no me quería dedicar al yoga. Durante años lo estuve compaginando con mi actividad creativa, hasta que gradualmente el yoga se fue filtrando en todo lo que hacía. Entonces decidí que lo más razonable era poner mi creatividad al servicio del yoga.

¿Cómo se fraguó la idea de publicar un libro para la práctica de Yoga para occidentales?

También como una necesidad, la necesidad de ordenar el sistema de trabajo que veníamos siguiendo en la escuela desde sus comienzos. Me parecía que había un grupo de alumnos que no encajaban en otras escuelas y que demandaban otra visión más cercana a nuestra forma de entender la vida como occidentales. Es un libro que ha recibido muy buena acogida y que en el 2018 se vuelve a publicar en una segunda edición revisada.

¿Quien/quiénes fueron/son tus maestros?

Han sido muchas personas las que me he ido encontrando a lo largo del camino y de todas he aprendido algo, no sabría decirte nadie concreto. La verdad es que siempre he ido bastante por libre, lo cual no quita para que en la mayoría de los casos tenga un grato recuerdo. A día de hoy me vienen palabras de algunos profesores que he tenido y que con los años han cobrado todo su significado.

¿Qué tipo de Yoga te gusta más?

Yo sigo una línea de trabajo terapéutico e integral, para mí hace sentido la práctica del yoga en un contexto terapéutico y aplicado a cualquier aspecto de nuestra vida. Se acaba de publicar “Los valores terapéuticos del yoga”, mi segundo libro en Alianza Editorial y en él, entre otras cosas, explico en qué consiste el yoga terapéutico y sus posibles aplicaciones para comprender y aliviar el dolor. Creo que en este sentido el yoga todavía tiene mucho que ofrecer a las personas, independientemente de su edad, sistema de creencias u otra condición personal.

La escuela. Foto: yogaorganico.org

¿Cómo te sientes cuando practicas?

Depende del momento, del día y de cómo me encuentre. El yoga fundamentalmente me capacita para tomar contacto con lo que hay en ese momento. La función del yoga no siento que sea enmascarar lo que me pasa detrás de una sonrisa. El yoga me hace sentir más consciente de las cosas que suceden y eso para mí se ha convertido en algo fundamental para colocarme en la vida con cierta dignidad.

¿Qué postura o posturas son tus favoritas?

No tengo posturas favoritas, todas merecen mi respeto, mi atención y todas me enseñan algo… pero reconozco que hay algunos arqueamientos que me chiflan como ustrasana y hay algunas torsiones como variantes de utkatasana parivritta que me dejan muuuy bien. Creo que son asanas que por nuestros hábitos posturales pueden ser muy apreciadas por sus practicantes.

¿Qué tipo de alumnos acuden a tu centro? ¿Qué te motiva más de la enseñanza? ¿Qué aprendes de tus alumnos?

De todo tipo, pero sobre todo personas que buscan mejorar la calidad de sus vidas a través de una actividad que desarrolle sus capacidades y aptitudes.

Lo que más me motiva de la enseñanza es lo mucho que se aprende y el intercambio de experiencias que tiene lugar en el proceso de aprendizaje. Cuando crees que sabes algo, suceden cosas que te obligan a ponerte las pilas de nuevo.

De mis alumnos aprendo todos los días quien soy, donde estoy y cual es mi trabajo como formador y profesor de yoga. Me recuerdan que el esfuerzo tiene su recompensa. Me ayudan a ser mejor persona en casi todo. Me recuerdan que aquí venimos a compartir con los demás, a nuestra manera, de una forma u otra, aunque no queramos.

¿Qué tiene de especial tu centro de Yoga?

No lo sé… eso lo tendrían que decir los demás. Yo creo que todos los centros de yoga tienen algo especial. En mi caso, ese algo especial son las personas que acuden a él. Todas aportan algo a la comunidad de practicantes de yoga orgánico. Todas se sienten cómodas como para ser ellas mismas mientras practican yoga. Esto me parece importante. Todas quieren sentirse mejor con ellas mismas.

¿Qué proyectos tienes entre manos?

De momento la promoción del segundo libro. También hay algún proyecto musical de exploración sonora en barbecho que posiblemente verá la luz en el 2018. Ya te iré contando.

Escuela de yoga orgánico

SOSTENIBLÍZATE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *