En el post de hoy me gustaría hablar de una persona por la que tengo debilidad. Por encima de todo, es un hombre bueno.

El padre Ángel es el párroco de la Iglesia de San Antón que está situada en la calle Hortaleza de Madrid y fundador de la ONG Mensajeros de la Paz. Por encima de su condición de cura, Ángel realiza (entre muchas otras) una labor muy muy importante para centenares de mendigos que viven en las calles de Madrid.

Bajo mi punto de vista, lo más importante que este gran hombre hace por ellos es tratar de darles opciones para recuperar la dignidad que no deberían haber perdido nunca.

Paseando por las calles de Madrid, se me encoge el alma de ver a centenares de personas tumbadas en el suelo entre cartones, personas que por razones varias (algunas de ellas la crisis) han perdido su familia, sus ingresos y su casa. Son personas que lo peor que tienen que soportar cada día es que sean invisibles para nosotros.

Pues bien, este padre, les trata de igual a igual e intenta día a día que puedan optar a un desayuno, una conexión a internet, un baño o un rollo de papel higiénico.

La Iglesia, es un lugar muy especial, siempre lleno de gente, personas sin hogar, voluntarios, turistas,… es un lugar público y al servicio de las personas, un aspecto que pocas iglesias a día de hoy ofrecen.

La última iniciativa de este hombre es montar restaurantes denominados Robin Hood. El nombre trata de establecer la relación con la historia de “robar al rico para dárselo al pobre”. En este caso evidentemente no se roba al rico pero si se dan desayunos y comidas para la gente que puede pagar y por la noche se dan cenas para “ellos” con los mismos manteles y cubiertos y la misma calidad de comida. Empezó su andadura en Noviembre del año pasado y cada vez tiene más ofertas de restaurantes y hoteles por todo el territorio nacional.

Por esto os animo que en la medida de vuestras posibilidades acudáis a desayunar o comer a estos restaurantes para poder recaudar dinero para proporcionar cenas dignas para los sin techo.

En mi opinión no hay nada más importante que sentirse parte de esta sociedad aunque la vida no te lo esté poniendo fácil, y el padre Angel ayuda de forma activa a que las personas que son a veces, invisibles sean los protagonistas de una cena “de lujo”.

Muchas gracias padre Ángel por tu labor y también muchas gracias por fiarte de tu propio criterio a la hora de hacer las cosas, independientemente de la  visión de la organización a la que perteneces.

SOSTENIBLÍZATE

5 thoughts on “Restaurante Robin Hood”

  1. Hoy se me saltaban las lagrimas, que bonito artículo has escrito, si conocía la labor del padre Ángel, pero no tenía ni idea del proyecto del Restaurante, te aseguró que intentaré ir por lo menos a desayunar, nuevamente darte las gracias por compartir tus conocimientos.

  2. De un hombre BUENO no puede salir otra cosa que obras llenas de amor, cariño, empatía y sobre todo BONDAD.
    Gracias por compartirlo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *