Contaminación y cambio climático

Hoy en el Blog vamos a hablar de gases contaminantes y gases que favorecen el incremento del efecto invernadero y por tanto el cambio climático.

Vamos por partes:

El efecto evidente y temporal del confinamiento ha sido y es la reducción de la contaminación en las ciudades. En España, tres de las ciudades más grandes, han reducido las emisiones de NO2 en un 51%. Este contaminante, que está directamente vinculado al tráfico (en particular a las emisiones de los vehículos diésel) afecta a la salud de las personas. Este gas, además de ser contaminante, es un gas de efecto invernadero.

En el caso del CO2, no es un gas contaminante, no perjudica de forma directa a la salud de las personas, pero si favorece el incremento de la temperatura del planeta.

En el marco de las actividades conmemorativas del día de la Tierra, la OMM (Organización Meteorológica Mundial) ha publicado el informe final sobre el clima mundial en 2015–2019.

En ese informe se confirma que 2015–2019 fue el período quinquenal más cálido del que se tienen datos. La temperatura media mundial ha aumentado 1,1 °C desde la era preindustrial, y 0,2 °C respecto del quinquenio 2011–2015. Desde los años ochenta, cada nueva década ha sido más cálida que la anterior.

temperature trend increased substantially in all regions

Fuente: Organización meteorológica mundial


Gases de efecto invernadero

Las concentraciones atmosféricas de CO2 y de otros de los principales gases de efecto invernadero, aumentaron hasta niveles sin precedentes, siendo la concentración de CO2 un 18 % . El CO2 permanece en la atmósfera y en los océanos durante siglos. Esto significa que la reducción del CO2 en la atmósfera no es efectiva ante un cese temporal de las emisiones del mismo.

Durante el confinamiento se ha reducido un 5,4% las emisiones de CO2 asociadas a la generación de electricidad, que supone dos tercios del total de las emisiones de origen antropogénico.

Neptuno con mascarilla


¿Cuáles son los gases de efecto invernadero?

Los gases de efecto invernadero son: dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O), hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC), hexafluoruro de azufre (SF6) y el vapor de agua.

El vapor de agua y el CO2 son inocuos para el ser humano, por tanto, no son contaminantes, pero si son gases que favorecen el efecto invernadero, por tanto, no todos los gases de efecto invernadero son gases contaminantes.

La huella de carbono

La huella de carbono de un producto, servicio, evento u organización es la cantidad de GEI (Gases de efecto invernadero) que se emiten en cada una de las fases del ciclo de vida del producto o en las actividades asociadas al mismo.

¿Como se calcula?

Para poder realizar el cálculo, la primera decisión que tendremos que tomar, será, establecer los Alcances o Scopes a tener en cuenta en nuestro estudio. Así existen:

  • Alcance 1. Emisiones directas: Incluye las emisiones directas que proceden de fuentes que posee o controla el sujeto que genera la actividad. Por ejemplo: consumo directo de gas y combustibles de los automóviles.
  • Alcance 2. Emisiones indirectas: Son aquellas derivadas de la generación de electricidad utilizada en las instalaciones.
  • Alcance 3. Otras emisiones indirectas: las emisiones de alcance 3 son consecuencia de las actividades del sujeto, pero provienen de fuentes que no son poseídas o controladas por el sujeto.

En el cálculo deberíamos, al menos, recoger el inventario del Alcance 1 y 2.


Factores de emisión:

Una vez que hemos decidido qué alcances queremos calcular, deberemos recopilar la cantidad y tipo de combustibles que utilizamos, el consumo de electricidad, el consumo realizado por terceros para la realización de los servicios o productos que hemos contratado…

Una vez realizado el inventario, aplicaremos a cada uno de los consumos, los factores de emisión correspondientes, para poder obtener las toneladas de CO2 equivalentes, asociadas a cada combustible o energía.

Los factores de emisión, son publicados anualmente por el Ministerio de Transición Ecológica y reto Demagráfico. En este documento, se recogen los kg de CO2 equivalentes correspondientes a:

  • cada combustible
  • los gases refrigerantes
  • mix energético de cada comercializadora del sistema eléctrico

Existen varias guías para el cálculo de la huella de carbono y la gestión de inventarios de GEI, como por ejemplo:

  • Normas PAS: Especificaciones públicamente disponibles elaboradas por el British Standards Institution.
  • GHG Protocol: protocolo internacional muy utilizado.
  • Estándar Carbon Trust: Crea una etiqueta identificativa Carbon reduction label que incluye recomendaciones al usuario sobre como reducir el impacto.
  • Organización, proceso o actividad: La norma ISO 14064-1:2012, ofrece un marco para el diseño y gestión de los inventarios de GEI en las organizaciones. Incluye los requisitos para la gestión de la calidad del inventario, determinando límites y requisitos para la cuantificación de emisiones y absorciones de GEI. Establece orientaciones para la identificación de acciones específicas en la mejora de la gestión de GEI. Detalla los requisitos del informe y auditoría interna, así como responsabilidades de la organización en actividades de verificación.
  • Proyecto o eventos: La norma ISO 14064-2:2012 se centra en proyectos de reducción de emisiones o incrementos de absorción. Incluye los requisitos para determinar escenarios de referencia en el proyecto, vigilar e informar sobre los resultados del proyecto proporcionando las bases para su validación. 
  • Productos: La especificación técnica ISO/TS 14067:2013 establece cuales han de ser los principios para la cuantificación y comunicación de la HC durante el ciclo de vida de un producto o servicio. Establece como determinar los límites asociados al ciclo de vida y los requisitos de información para declarar públicamente o comunicar a los consumidores los resultados a través de un informe verificado por tercera parte.


Calcular la huella de carbono, es el primer paso, para tomar conciencia de las emisiones de nuestro producto, servicio o empresa para así, diseñar planes de minimización.

SOSTENIBLÍZATE