Gigantografías

Durante las próximas semanas, me voy a adentrar en el aspecto social de la sostenibilidad porque, aunque parezca menos evidente que el medioambiental, constituye igualmente un tercio de la sostenibilidad.

Para abrir esta secuencia de posts, he elegido la entrevista que he mantenido con Antonio, una persona que conozco desde siempre (al menos yo tengo recuerdos desde mi más tierna infancia), pero que nos hemos vuelto a encontrar (vía redes) hace escasamente dos años.

Antonio trabaja en una fundación que presta apoyo a personas diagnosticadas con un trastorno mental en su integración socio laboral, dándoles voz y facilitando la convivencia sana entre todos los actores que, de una forma u otra, pertenecen a su entorno.

Pero quién mejor que él, para contarnos en qué consiste:

¿Quién eres? 

Antonio Carralón, fotógrafo y jefe de taller en un centro de rehabilitación laboral para personas con problemas de salud mental. Nací hace 43 años aquí, en este mundo que sin iniciativas como “Sonstenibilízate”, se iría al garete.

¿Cómo te definirías?

Pediría a otro que lo hiciera por mí, por vergüenza y porque desde aquí dentro no me puedo ver como se me ve desde fuera, pero si pudiera ser breve y objetivo, diría que soy inquieto.

¿Qué son las gigantografías?

El término gigantografía se utiliza en el mundo del diseño y de la impresión para hacer referencia a aquellas impresiones o trabajos artísticos que se caracterizan por tener un tamaño importante. Normalmente se utilizan con fines publicitarios, pero nosotros les hemos dado un giro hacia la sensibilización de la sociedad y el apoyo a las personas que acuden a nuestro centro.

Gigantografía Antonio Carralón

¿Cómo se os ocurrió la iniciativa?

Como representantes de una población hacia la que, desde el desconocimiento, han surgido en ocasiones ideas equivocadas, queríamos crear conciencia en nuestra ciudad, Parla, a través del arte y la cultura, y asentar en sus vecinos y vecinas la realidad de que las personas con un diagnóstico psiquiátrico no son algo malo en una comunidad si no, simplemente, parte de ella. Queríamos cambiar, así mismo, la idea generalizada de que estas personas son, únicamente, las que reciben (un diagnóstico psiquiátrico, una pensión, los consejos e instrucciones de sus familiares y de profesionales, medicación…) sino que también son capaces de dar, ofrecer, transmitir y hacer (servicios a la comunidad y al tejido empresarial, arte, cultura…) y lo hicimos basándonos en el trabajo del fotógrafo y activista francés Jean René, link: aquí 

¿Cuáles son los objetivos del proyecto?

Gigantogafría, Antonio Carralón

Crear espacios de convivencia en la comunidad donde poder desarrollar roles alternativos, establecer redes de colaboración con diferentes agentes sociales, visibilizar las capacidades de las personas con un diagnóstico psiquiátrico, transformar el entorno comunitario a través del arte urbano, difundir un mensaje positivo en torno a la salud mental, proporcionar experiencias de logro que puedan se integradas en la identidad de los participantes. Buf… Podría seguir.

¿Qué os diferencia de otras asociaciones?

Cada característica de cada uno de los integrantes de una fundación (la nuestra es la Fundación Manantial: pincha aquí), asociación, organismo, comunidad, familia etc. es diferente a las demás. Nos pueden diferenciar tantas características como las que nos pueden unir.

¿Quién y cómo puede contactar con vosotros?

¡Quien quiera! Desarrollamos nuestro trabajo en el centro de rehabilitación laboral (CRL) de Parla y estamos en el antiguo parque de bomberos, aquí: Localización .

Mi correo es acarralon@fundacionmanantial.org, nuestro teléfono, 916644523 y si queréis saber más sobre la fundación Manantial, podéis entrar en el siguiente link.

También podéis conocer más sobre el proyecto en mi página web o siguiendo el hastag #gigantografías en vuestras redes sociales.

¿Qué es lo más gratificante del proyecto?

El trabajo con personas es precioso cuando éstas consiguen los objetivos que se han propuesto, son felices, realizan sus deseos y combaten sus dificultades.

¿Y lo que menos?

El trabajo con personas es duro cuando éstas sufren, sus traumas se apoderan de ellas y no pueden convivir con su propia historia personal.

¿Algo más que comentar?

El arte es una herramienta. Intangible, criticable, difícil de entender, desproporcionada en unas ocasiones, insuficiente en otras… Pero funciona como lo hace un martillo. Sirve.

En el 2019 ,el proyecto Gigantografías fu galardonado con el premio Manantial Innova. El galardón Manantial Innova se concede anualmente a profesionales de la entidad que proponen ideas innovadoras que fomentan el desarrollo del propósito principal de Fundación Manantial: la recuperación del funcionamiento psicológico, social y laboral de las personas con problemas de salud mental.

Fundaciones como la fundación Manantial y personas como Antonio, se despiertan cada día creyendo y trabajando para que un mundo más igualitario sea posible. Las personas, y cómo nos relacionamos entre nosotras, marcamos el aspecto social del desarrollo sostenible y su propósito fundamental de “no dejar a nadie atrás”. Porque un mundo más sostenible es posible.

SOSTENIBLÍZATE